lunes, 14 de mayo de 2018

El Gobierno argentino aprobó la compra de aviones Super Étendard


El Gobierno argentino aprobó la compra de aviones de combate Super Étendard Modernise a Francia

El Gobierno argentino dio la autorización final para la compra de cinco cazabombarderos Dassault Super Étendard Modernise (SEM) a Francia. Las aeronaves corresponden a la versión SEM 5, la más actualizada de todas, puesta en servicio en 2006. Siendo desprogramada definitivamente por la Armada  francesa (Marine National) en 2016.

En el Boletín Oficial del viernes pasado se informa la adquisición formal de cinco aeronaves Super Étendard Modernise, por un monto de 12,6 millones de euros  (u$s15,1 millones). La compra seria por 5 aeronaves y 10 motores extras, y repuestos franceses, un simulador de vuelo y bancos de pruebas. No todos los aviones podrán estár en condiciones de vuelo, algunos servirán como almacén de suministros para que sus partes puedan ser utilizadas en aquellos que están en mejores condiciones operativas.

Pierre Henri Guignard, embajador francés en Argentina había señalado en noviembre del 2017 que "es un monto un poco simbólico, ya que no son aparatos nuevos, pero permitirán a Argentina seguir usando Super Etendard y, en particular antes del G-20, poder tener unos aparatos que son operacionales".


El acuerdo entre Argentina y Francia "estableció como una de las formas de cooperación que adoptarán las partes, la adquisición de equipamiento, de sistemas o de tecnología de defensa y de sostén logístico, de su mantenimiento y de su capacitación correspondientes", dijo el Boletín Oficial.

Los Super Étendard

El Super Étendard era esencialmente una versión mejorada de la existente IVM Etendard, equipado con un motor más potente, nuevas alas y aviónica mejorada. La propuesta de Dassault fue aceptada por la Marina nacional de Francia en 1973, llevando a una serie de prototipos que se montaron rápidamente.

El Comando de Aviación Naval dependiente de la Armada Argentina operó la primer versión de dichas aeronaves durante la Guerra de las Malvinas y pudo asestar duros golpes a la Armada británica ( Royal Navy ). La Armada Argentina adquirió catorce de los Dassult Breguet Super Étendard en 1980, recibiendo los primeros cinco el mismo año, después que Estados Unidos negó la posibilidad de reemplazar sus A-4Q Skyhawk y poder continuar, las operaciones embarcadas desde el portaaviones ligero (PAL) ARA Veinticinco de Mayo.


Siendo asignados a la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, en la Base Aeronaval Comandante Espora del Comando de la Aviación Naval (COAN), que hundió con misiles Exocet al destructor británico HMS Sheffield, al portacontenedor de pertrechos militares SS Atlantic Conveyor y atacaron al portaaviones HMS Invencible en 1982.

En 1983, se completó toda la actividad manufacturera, de los Super Étendard, realizándose la última entrega, de ese mismo año, a la Marina de Francia.


Desde 1991, los primeros modelos de Étendard IVMs originales, fueron retirandos del servicio en la Marina nacional de Francia, y reemplazados por los nuevos Super Étendard, que experimentaron una continua modernización en la década de los 90, para poder utilizarlos con la armas de última generación guiadas por láser. Estos nuevos cambios reforzaron el avión designándose Super Étendard Modernisé (SEM) el cual participó en operaciones de la OTAN en la Guerras Yugoslavas en 1999, tomando parte en unas cuatrocientas misiones de ataque a tierra con éxito. El nuevo modelo también participó en operaciones de combate en la Operación Libertad Duradera, en la Guerra en Afganistán, lanzando bombas guiadas por láser, y en Libia.

Sin duda alguna este avión sigue siendo una plataforma de ataque extremadamente válida; una patrulla de cuatro Super Étendard armados con misiles anti-buque AM.39 Exocet representarían un adversario temible para cualquier armada.


Los Super Étendard Modernisé comenzaron a ser retirados del servicio en 2010, siendo reemplazados en forma programada desde el 2006, por los nuevos y más potentes cazas polivalentes Dassault Rafale M. Finalmente los Super Étendard Modernisé fueron desprogramados definitivamente el 12 de julio de 2016.

A pesar de la antigüedad, los Super Étendard Modernise podrán garantizar la cobertura aérea en la cumbre del G20 y seguir operativas algún tiempo más. Sin dudas los SEM 5 reactivarán a la Aviación Naval Argentina, que demostró su gran importancia en la guerra de las Malvinas. Lamentablemente, posterior a dicho conflicto, la Aeronaval se fue quedando sin aviones de combate a medida que vendieron el portaviones 25 de Mayo y sus últimos cazabombarderos A-4Q fueran desprogramados y los Super Étendard en tierra - 11 unidades aún preservadas a la espera de alguna modernización y reactivación - quedaron sin ser actualizados, durante mucho tiempo, por la falta de presupuesto y decisión política. En la misma situación se halla la Fuerza Aérea Argentina (F.A.A.) que ya no posee aeronaves de combate supersónicas; desprogramando los últimos Mirage, con más de cuarenta años de vida operativa, en 2015. Un reducido número de reactores siguen operativos en la F.A.A. entre ellos los entrenadores avanzados IA-63 Pampa II, de fabricación nacional y menos de una decena de reactores A-4AR Fightinghawk – de un total de 36 comprados a EE.UU. como A-4M a fines de la década del ´90 y modernizados por la Lookheed Martin en el país –  ambos modelos subsónicos.

La adquisición de estos aviones sumados al lote de repuestos permitirá al Comando de Aviación Naval (COAN), de la Armada Argentina, recuperar la capacidad de ataque e interceptación perdidas y que también se espera, pueda recuperar la F.A.A..

Los SEM 5 serían transportados por mar, para lo cual la Armada ya realizó ensayos en uno de sus buques meses atrás.


AEROMAQUINA DESIGN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...