lunes, 16 de enero de 2017

Argentina sin cazas supersónicos

mirage 5 Argentina fuerza aérea

La Fuerza Aérea Argentina y la Aviación Naval sin cazas supersónicos

La lamentable situación de las Fuerzas Armadas Argentinas, sufridas por años de desidia de los sucesivos gobiernos argentinos, luego de la Guerra de Malvinas, deja al país sin defensa del espacio aéreo argentino.

Algunos parecen, permanecer en el pasado, evaluando comprar aeronaves pasadas de época, como los Kfir, o los Mirage F1, dignos de ser piezas de museo , en un intento para tapar un agujero, deficitario en materia de defensa aérea que ya lleva varias décadas. Ni los Kfir, ni los Mirage F1  son aeronaves capaces de rivalizar con ningún caza medianamente, moderno. Por otro lado, algunos de los jefes de la Fuerza Aérea parecen siempre apostar por la compra de aeronaves destinadas al ataque terrestre y no multirol, aptas, también, para la lucha aire-aire. Tampoco se contempló proporcionarles, a dichas aeronaves, capacidad todo tiempo. Los venerables Mirages argentinos, pasados a retiro en noviembre del 2015, no tenían la aviónica, ni siquiera, para realizar vuelos nocturnos, por lo que entrada la noche, Argentina se quedaba sin defensa aérea. Mucho menos, existieron capacidades de combate aéreo a largo alcance, BVR (Beyond Visual Range) al que nunca accedió Argentina, que le hubieran otorgado a los aviones de combate argentinos, la capacidad de detectar aeronaves enemigas a rangos más allá de la capacidad visual del piloto. Pareciera  que  existe una especie de concepción arcaica de la guerra aérea que contempla  solo avocarse en los ataques a objetivos terrestres y no tanto a las amenazas aéreas.

La lección de Malvinas

Durante la Guerra de Malvinas, los valerosos pilotos argentinos de la Fuerza Aérea como de la Aviación Naval, combatieron con aeronaves, antiguas y tácticas de la 2 Guerra Mundial, lanzando bombas de caída libre, sobre los buques británicos, con excepción de los Super Etendard, de la Armada Argentina, que estaban dotados con los letales misiles anti-buque, AM-39 Exocet, lo suficientemente avanzados para confrontar con la Armada británica de aquel momento.

avión super etendard Armada Argentina misil exocet Malvinas guerra
Super Etendard de la 2º Esc. Aeronaval del Comando de Aviación Naval de la Armada Argentina
La falta de misiles aire-aire, de la Fuerza Aérea Argentina y la Aviación Naval, le otorgó, toda la ventaja a los aviones británicos, que salían a disparar sus misiles - aim 9 sidewinder aportados por EE.UU.-, sin el menor riesgo de ser atacados por otra aeronave. Los misiles Shafrir usados por los Mirage III EA y algunos M 5 Dagger eran ineficaces, costándole la aeronave y hasta la vida a muchos pilotos que los utilizaron, al dejarle toda la ventaja a los británicos que poseían aeronaves con mejor aviónica y un misil, aire-aire, más eficiente que el usado en los aviones argentinos.

El abandono de la Aviación Naval, que primero se quedó sin su portaaviones y hoy practicamente sin cazas para operar, desde sus bases, contra cualquier amenaza naval o aérea que se presente, a pesar del buen desempeño mostrado por sus pilotos en Malvinas al igual que sus camaradas de la la Fuerza Aérea Argentina, que no estaban entrenados para atacar buques.

La lección de Malvinas, debe ser aplicada a las nuevas generaciones de la Fuerza Aérea Argentina y Aviación Naval, para poder operar con material aéreo que se ajuste a los tiempos modernos y con el que pueda enfrentar cualquier amenaza que ingrese tanto por el espacio aéreo argentino, terrestre o marítimo.

1 comentarios :

Unknown dijo...

Si se husara toda la plata que se robaron los k para equipar la fuerza aérea seguro seríamos potencia mundial

AEROMAQUINA DESIGN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...