domingo, 4 de diciembre de 2016

El C-27J Spartan visitó la Argentina


El Leonardo C-27J Spartan visitó la Argentina y fue evaluado por el Ejército y la Fuerza Aérea 

El bimotor turbohélice Leonardo C-27J Spartan realizó una gira promocional y de evaluación por América y la Antártida. 

La aeronave comenzó su gira, el 14 de noviembre del 2016, volando desde Italia hacia Panamá. Previas escalas técnicas en Keflavik, Goose Bay y Ottawa en Canadá.

El tour americano comprendió Panamá, La Paz (Bolivia), en Argentina pasó por  Córdoba, Buenos Aires, Río Gallegos, Base aérea antártica Marambio (argentina) regresando a Río Gallegos, Buenos Aires para luego dirigirse a Florianópolis (Brasil), donde finalizó su gira.

El C-27J Spartan realizó, pruebas en el aeropuerto de El Alto en La Paz (Bolivia), pasando al de Cochabamba, ubicado a 2.600 metros de altura, luego realizó un aterrizaje en la pista poco preparada de San Borja y en el aeropuerto de Santa Cruz (Bolivia), para repostar combustible.

En Argentina el Ejército y la Fuerza Aérea pusieron a prueba al C-27J Spartan, como transporte militar.

Evaluado en la provincia de Córdoba con el lanzamiento de tropas paracaidistas; saltando más de 30 soldados, por vuelo, a baja altitud, 1500 pies (457,2 mts de altura) con apertura automática del paracaídas y a 13000 pies (3962,4 mts de altura).

Alenia C-27J Spartan de la Fuerza Aérea peruana 
El C-27 Spartan también realizó aterrizajes y despegues en pistas cortas y no preparadas. 

En el aeropuerto militar de Campo de Mayo, dependiente del Ejército Argentino, se realizaron la carga de vehículos como ambulancias, motos, vehículos ligeros y armados para evaluar el transporte de dichos elementos en la aeronave. Posteriormente les llegó el turno a las fuerzas especiales quienes realizaron ejercicios de despliegue y embarque rápido en pista, con rampa  baja y la aeronave en movimiento. Tras su paso por Buenos Aires, el C-27 partió hacia la base antártica argentina Marambio donde demostró sus capacidades para operar en la Antártida.

Su competidor el Airbus C.295 aterrizó en la misma base argentina, el 27 de noviembre del 2015 .Tras unas 8 horas en la base Marambio,  la aeronave y su tripulación regresaron a Río Gallegos.


El C-27J es el principal competidor del español CASA C-295. El C-27J puede transportar una carga mayor a una distancia más grande y tiene un suelo reforzado y resistente como el del C-130 Hercules.

El Alenia C-27J Spartan

El Alenia C-27J Spartan es una versión mejorada, del Alenia G.222. Esta aeronave fue mejorada en la aviónica (incluida "cabina de cristal") y en el rendimiento, con nuevos motores, los Rolls-Royce-Allison AE 2100, y sus mismas "hélices cimitarra", Dowty R-391. El nombre de Spartan, deriva de la denominación que EE.UU. le designó, a estas aeronaves que adquirió, en su momento, y fueron equipadas con motores y sistemas del Lockheed Martin C-130J Super Hercules; designando a los bimotores, G.222 estadounidenses como C-27A Spartan.

La sociedad LMATTS formada entre Alenia Aeronautica y Lockheed Martin, en 1997, hizo que los G.222 estadunidenses compartan el 65% de las piezas con los Super Hercules C-130J. Posteriormente Lockheed Martin se retiró de la sociedad y Alenia Aeronautica se asoció con GMAS (Global Military Aircraft Systems) a la que se sumó, posteriormente, la Boeing Integrated Defence Systems.

Fue asi que Alenia Aeronautica, utilizó la versión mejorada, e EEUU. del G-222,  adoptó su denominación de C-27J  Spartan; incluyendo hasta la letra ¨J¨ de los C-130J ¨Super Hércules¨ estadounidenses, para comenzar a ser comercializados.

El C-27J Spartan en versión cañonero del aire denominado AC-27J Stinger II en EE.UU.
El Mando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de EE.UU., solicitó una versión modificada del C-27J para ser usado como cañonero volante y sustituir a los AC-130U Spectre. El coste de las modificaciones de esta variante, designada como AC-27J Stinger II, se estima en 30 millones de dólares por avión, que se suman a los 60 de la propia plataforma.

El Ejército Argentino adquirió 3  G.222 que ya fueron sacados de servicio, por su antigüedad.

Uno de los tres G.222 del la Aviación de Ejército, perteneciente al Ejército Argentino 
El requerimiento de Argentina es por cuatro aeronaves de transporte táctico medio que puedan trasladar personal, cargas generales, equipos de vigilancia y también cumplir el rol de patrulla marítima.

El C-27J  Spartan respecto al G.222 ha aumentado sensiblemente el peso máximo al despegue (de 28.000 kg a 31.800), el alcance se incrementó en un 35% y el techo operativo en un 30% más.

El Alenia C-27J Spartan tiene capacidad de transportar hasta 46 paracaidistas ó 60 soldados aerotransportados (36 camillas y 6 asistentes en configuración de evacuación médica-). El avión puede por otro lado embarcar hasta 11,5 toneladas de carga.


Puede transportar de 6 a 18 pasajeros en configuración VIP; o configurarse como aeronave para la lucha contra incendios forestales.

Entre otras características del C-27J Spartan se halla su capacidad de carga útil que ronda las 12 toneladas y alcanzando una velocidad máxima de 602 km/h, desarrollando una autonomía máxima de 5.900 kilómetros contra otras aeronaves en su tipo que alcanzan los 5.000 kms.

Interior del Alenia C-27J Spartan
La aeronave es capaz de despegar y aterrizar en terreno no preparado como hierva, hielo, o pistas poco preparadas, menores de 500 metros de largo, con un peso máximo en despegue de hasta 31.800 kg y bajo condiciones climáticas adversas.

El  C-27J fue concebido para el uso militar de ahí su robustez que le permiten ser una aeronave multipropósito y cubrir las necesidades propias de la Fuerza Aérea, el Ejército, la Armada o la Gendarmería.

Finalmente el consorcio empresarial Leonardo le presentó a las autoridades argentinas una oferta por cuatro aeronaves C-27J Spartan con una lista de precios para los distintos kits y configuraciones que crean más útiles a sus requerimientos; todo con un 100% de financiamiento y con la posibilidad abierta de participación local en proporción al volumen de la operación.

Un reemplazo para el Fokker F-27

Asi como el Ejército Argentino, necesita reponer sus antiguos G.222 dados de baja. La Fuerza Aérea Argentina necesita un reemplazo para Fokker F-27, recien-temente, pasado a retiro, que, entre otras tareas, era utilizado para enlazar localidades lejanas del territorio argentino, donde ninguna otra aerolínea llegaba, a través de LADE [Línea Aéreas del Estado]. Para dicho reemplazo, probablemente esté el Alenia C-27J Spartan o el Airbus 295.

AEROMAQUINA DESIGN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...