jueves, 18 de febrero de 2016

Avión de combate argentino aplicó, por primera vez, la Ley de Derribo contra un vuelo ilegal


Avión de combate argentino aplicó ,exitosamente y por primera vez, el protocolo de la Ley de Derribo a un vuelo irregular

En el marco del Operativos Fronteras, la Fuerza Aérea Argentina pudo disuadir a una aeronave no identificada a que abandone el espacio aéreo en el norte argentino.

Tras ponerse en vigencia el decreto que autoriza la intercepción y derribo de aeronaves hostiles. Una aeronave de combate argentina pudo evitar que un tránsito aéreo, proveniente de Paraguay y sin identificación,ingrese al espacio aéreo argentino, acompañandolo hasta la frontera con ese país.

"La aeronave no identificada, que sobrevolaba a una altura de aproximadamente 4500 metros, continuó su rumbo, manteniendo el nivel de vuelo y velocidad y desapareciendo, en territorio paraguayo", indicaron las fuentes.

El protocolo de protección del espacio aéreo, que nueve de los diez países de la región tienen, por ley, como mecanismo de protección de su espacio aéreo, contempla la posibilidad de derribar vuelos declarados hostiles.

Trayectoria del tránsito aéreo clandestino. Foto MinSeg
Así lo informaba el Ministerio de Seguridad argentino:

Ayer en Corrientes, realizamos el primer procedimiento de intercepción de una aeronave ilegal con resultado positivo, sin incidentes y bajo estricto cumplimiento del protocolo.

En horas de la tarde, se detectó a un avión que no poseía un plan de vuelo declarado ni información de contacto radial.

Luego de corroborar que su tránsito no era regular, se puso en funcionamiento el protocolo establecido por Presidencia de la Nación y los Ministerios de Seguridad y Defensa de la Nación para salvaguardar y controlar la soberanía del espacio aéreo. Posteriormente despegó un caza interceptor con el fin de efectuar un reconocimiento visual del objeto y acompañarlo.

De esta manera, logramos que la aeronave no identificada, que sobrevolaba a una altura de aproximadamente 4.500 metros, continúe su rumbo desapareciendo en territorio paraguayo.

Es la primera vez que de manera oficial y pública se realiza este procedimiento, cuyo resultado exitoso significa un avance más en la lucha contra el narcotráfico y el delito organizado.

Si bien el Ministerio de Seguridad, mencionó a un caza interceptor, como el responsable de hacer desistir a un tránsito aéreo irregular, ese tipo de aeronaves ya no están operativas en la Fuerza Aérea, tras haber sido desprogramadas por su antigüedad. Sin embargo aunque hubieran estado operativas ,dichos aviones, no son es lo más conveniente para perseguir avionetas, del tipo Cessna 210, cuya velocidad de vuelo, promedio, es de 358 km/h, demasiado lento para un caza interceptor.

Es probable que la detección del primer tránsito aéreo haya sido realizada por los IA-58 Pucará, del Escuadrón Posadas de la Fuerza Aérea, dependientes del Comando Aeroespacial, cuya tarea principal es la detección, identificación y, eventual, interceptación del tránsito aéreo irregular, contribuyendo en la custodia de las fronteras de la zona norte del país, junto con las fuerzas de seguridad nacionales que operan en tierra, como la Gendarmería, la Prefectura o la Policía provincial.

El IA-58 Pucará es el avión, más apropiado, para realizar tareas de este tipo, y cuenta con suficiente poder de fuego de sus 4 ametralladoras FM M2-20 de 7,62 mm con 900 balas y 2 cañones Hispano-Suiza HS.404 de 20 mm con 270 balas para hacer desistir a cualquier narco avioneta de ingresar en el espacio aéreo argentino.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aclaró que la posibilidad de derribar aviones que establece la declaración de la Emergencia de Seguridad Pública apela a "reglas de empeñamiento que utilizó el gobierno anterior en 9 oportunidades durante los últimos 10 años".


El año pasado, el sistema de radares que funcionaba ocho horas por día detectó más 400 vuelos irregulares a pesar que funcionaba un tercio de horas por día y hoy se lo está extendiendo a 24hs.

AEROMAQUINA DESIGN