domingo, 3 de enero de 2016

El Gobierno argentino optaría por un jet ejecutivo como nuevo avión presidencial


El Gobierno argentino busca un nuevo avión presidencial que reemplace al Tango 01

El presidente Mauricio Macri quiere desprenderse del Tango 01 que compró Carlos Menem y disfrutaron sus sucesores. Se aducen varias razones, pero la principal es que pronto debería entrar en una revisión total que costará alrededor de 22 millones de dólares, afirmaron fuentes con acceso a las tratativas.

El actual avión presidencial es un Boeing 757/200 comprado en 1992 que ha quedado desactualizado. Es grande pero poco eficiente: consume mucho combustible y tiene poca autonomía de vuelo, no más de cinco horas. Esto obliga a una serie de escalas ante cada gira presidencial que exceda el marco regional.

El presidente Macri prefiere una opción más modesta pero eficiente. En la Secretaría General que conduce Fernando de Andreis y que está a cargo de las negociaciones se inclina por alguno de los aviones de gama alta de la canadiense Bombardier, una de las dos mejores firmas de aviones ejecutivos junto a la norteamericana Gulstream.

El avión que analiza comprar es el Challenger 650 que ronda los 30 millones de dólares, según la configuración y es considerado un jet ejecutivo de tamaño “medio”, mas grande que el famoso Lear Jet, pero más chico que los impresionantes Global que arrancan en los 50 millones de dólares.

De todas maneras para conocer el costo final habrá que ver que tipo de mejoras se le incorporan. La “configuración presidencial” ronda de los 5 a los 10 millones de dólares. Para tener una idea, sólo la antena de conexión a internet cuesta 500 mil dólares.

Con amplias ventanas, cabina configurable, instrumental de vuelo táctil de última generación, tiene una autonomía de vuelo de unos 7.400 kilómetros que permite hacer un vuelo directo de San Pablo a Miami.
El Challenger 650 tiene capacidad hasta 12 pasajeros según la configuración y representa para el Gobierno una ventaja adicional: Su costo de mantenimiento y operación es muy inferior al actual Tango 01, que se trataría de vender.

Sobre el fin de año, Macri firmó un decreto que hizo pasar entera la Casa Militar a la órbita de la Secretaría General de la Presidencia. La Casa Militar como su nombre lo indica está integrada por militares que hasta ahora tenía a su cargo la flota presidencial y otras tareas logísticas del Presidente.

Toda la flota de aviones de la Presidencai está obsoleta y en mal estado. Por eso, hasta ahora en sus desplazamientos, Macri apela a contratar jets privados a firmar como Aerorutas, que suele utilizar aviones de empresarios que los alquilna para bajar sus costos.


AEROMAQUINA DESIGN