sábado, 12 de septiembre de 2015

Aviones Mirage argentinos se despidieron de los cielos de Tierra del Fuego


Aviones Mirage argentinos se despidieron de los cielos de Tierra del Fuego

Aviones Mirage realizaron vuelos rasantes sobre Río Grande

Los aviones Mirage realizaron este jueves al mediodía un vuelo rasante por la costa de Río Grande como un homenaje al emblemático avión de diseño francés usado durante la Guerra de Malvinas y antes de ser dados de baja tras 43 años de servicio. El espectáculo fue entre las 12:50 y 13:10 horas. Tal como ocurría en 1982, cientos de riograndenses salieron a la costanera a observar el último paso de uno de los grandes protagonistas de la guerra de Malvinas.

Considerados la "columna vertebral de la defensa aérea” del país hace 40 años, estos cazabombarderos e interceptores no serán reemplazados este año por alguna otra aeronave similar, a pesar de que estaba previsto en el presupuesto 2014 elaborado por el gobierno nacional.

Estas aeronaves concretaron más de 131 mil horas de vuelo y tuvieron activa y trascendente participación en la guerra de Malvinas, que fue el bautismo de fuego para esa fuerza.

La Fuerza Aérea Argentina adquirió estos aviones de combate a principios de la década de 1970. Los primeros cazas franceses fueron ensamblados en la base aérea Mariano Moreno, aledaña a la base de Morón, asiento de la VII Brigada Aérea. Según el gobierno, en la VI Base Aérea de Tandil, hay en la actualidad una dotación de 14 Mirage-5 y 11 Mirage-III.


Estos cazas alcanzaban una velocidad máxima de 2.217 kilómetros por hora (Mach 2.1) a 12.200 metros de altura. No serán suplantados por otra aeronave de similares características de combate para la defensa aérea nacional.

El 1º de mayo de 1982 tuvo lugar el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea en la primera jornada de ataques a las fuerzas inglesas. En esa acción, los escuadrones de Dagger (nombre en clave que le dieron los argentinos a la versión israelí ‘Nesher’ –Águila- de los Mirage) completaron 13 salidas.


La Fuerza Aérea perdió 55 hombres en la contienda, de los cuales 29 eran pilotos, 12 integraban tripulaciones de vuelo y 14 de tripulaciones de tierra. Además, Aviación de Ejército perdió seis efectivos y la Aviación de la Armada cuatro.

El primer argentino que voló uno de estos aviones en el bautismo de fuego del 1° de mayo de 1982 fue el riograndense Marcos Czerwinski.

El fugaz paso, de los viejos y nobles cazabombarderos, estremeció a la ciudad, que los vio por última vez volando el cielo de Tierra del Fuego, tras lo que fue el último vuelo de los Mirage como parte del plan anual de ejercitaciones,  del Operativo "Ariete" que concluyó  con sede de partida desde la Base Aérea Militar de Río Gallegos, el 11 de septiembre del 2015.


Con el retiro de la flota de Mirage de la Fuerza Aérea Argentina, la Nación pierde la capacidad de interceptación en defensa de la soberanía nacional.



AEROMAQUINA DESIGN