martes, 18 de agosto de 2015

Argentina despide a los Mirage, después de 40 años de servicio


Argentina despide a los Mirage, después de 40 años de servicio

Durante la celebración del 103º aniversario de la Fuerza Aérea Argentina se realizó una despedida formal de los Dassault Mirage III EA argentinos, que aun permanecían en vuelo. Estos aparatos llegaron a participar en el conflicto de Malvinas sufriendo dos bajas durante la guerra, cumpliendo misiones de escolta y de intercepción, sin anotarse ningún derribo en la contienda. 

La desprogramación real, de los Mirage argentinos, se concretará en noviembre, cuando serán retirados del servicio después de cuatro décadas en la Fuerza Aérea Argentina. 

A pesar de haberse ampliado la vida útil y las horas de vuelo de los pocos Mirages que quedaban operativos, los repetidos problemas con la aviónica los hicieron tan obsoletos que sólo les permite volar con la luz diurna, lo que facilita, a los pilotos, mantener el contacto visual.

Dado que la actual administración de la presidente Cristina Fernández se retirará el próximo 10 de diciembre, las expectativas de compras que sustituyan a los Mirage;permanecen en el escritorio después de varios intentos publicitados con aviones de combate de España, Israel, Francia, Brasil, y finalmente China, que parece ser el proveedor con el mejor posibilidades, en base a las condiciones de precio y de crédito.

Mientras tanto los pilotos argentinos, de los antiguos Mirage, tendrán que volar en aviones de entrenamiento  IA-63 Pampa, diseñados en los ´80 y construidos en los ´90, por Argentina, que no participaron durante la Guerra de Las Malvinas porque el proyecto aun no había sido concretado. 

"Nuestro querido Mirage dejará de volar a finales de noviembre, y estamos a la espera de un nuevo sistema de ese nivel de calidad y con la nueva tecnología para reemplazarlo", según lo expresó el jefe de la Fuerza Aérea y veterano de Malvinas brigadier general Miguel Callejos.


"Decir adiós a los Mirages es nostálgico porque es un avión emblemático con una actuación gloriosa, con más de cuarenta años en la Fuerza Aérea Argentina, más de 130.000 horas de vuelo y al jugar un papel de liderazgo en la guerra, nos hace sentir que nuestro querido Mirage tiene alma y la vida ", agregó el jefe de la Fuerza Aérea.

"La decisión política de comprar reemplazos para los Mirages es un hecho, el problema es cuando, y que  aviones se elegirán", según expresaron fuentes políticas de Buenos Aires. Pero todos especulan con que el principal obstáculo sigue siendo la falta de fondos suficientes.


Durante la década del kirchnerismo no hubo ningún avance respecto a la adquisición o construcción de nuevos aparatos, como ser los IA-63 Pampa, de los cuales se prometieron 40 unidades, no fabricándose ninguna. Las pocas incorporaciones de aviones, que se hicieron, fue la de 10 entrenadores Grob TP120, de origen alemán, para la Escuela de Aviación Militar, y dos helicópteros de transporte, de origen ruso, MI17, utilizados para operaciones de transporte de carga en las bases antárticas argentinas. 

A pesar de algunos serios problemas con el suministro por mar de las bases antárticas argentinas, desde julio pasado, se decidió construir una pista más, en la Base Marambio que ya es la más larga y ancha del Continente Blanco, con 1.600mts de largo y 45 metros de ancho.


También se prevé que Argentina reciba cinco aviones Hércules C-130 reformados y vendidos por Estados Unidos, en una operación que implica 70 millones de dólares, según lo expresaso por el brigadier general Callejos. El primer avión de carga y logística se espera para octubre. La Fábrica Argentina de Aviones de Córdoba, ayudaría a la reparación de estas y otras unidades, cuando lo requieran, aunque se encuentra casi paralizada, y sin producir absolutamente nada, desde hace tiempo.

Desde 2005, la Argentina ha desarrollado radares tridimensionales con un rango 400 kilometros, actualmente se está terminando la cuarta unidad. Estos se han mostrado, no solo, útiles para el tráfico aéreo, sino también para la lucha contra el tráfico de drogas, el contrabando a lo largo de las fronteras porosas con Bolivia, Paraguay y Brasil. Aunque a pesar de los reiteradas promesas del gobierno kirchnerista, pasan los años y gran parte del territorio argentino se encuentra sin radarizar.

AEROMAQUINA DESIGN