lunes, 6 de abril de 2015

Petrel : el primer avión diseñado en Argentina después de 42 años


Petrel : el primer avión diseñado en Argentina después de 42 años

El "PETREL" es el primer avión diseñado, fabricado y certificado íntegramente en Argentina después de 42 años, el cual será utilizado para la formación de nuevos pilotos civiles en el país.

Es resultado de un proyecto encarado hace seis años por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires y es ideal para iniciación de pilotos. Hay sólo diez modelos del tipo en todo el mundo. Se destaca por sus costos de producción, mantenimiento y vuelo.

Perfiles de aluminio; fuselaje tubular; exterior entelado; motor de 80 caballos… Dicho así no impresiona. Pero si decimos que el Petrel es el primer avión certificado por un organismo independiente en la Argentina, la cosa cambia. A esto hay que añadir que cumple las rigurosas normas de certificación estadounidense y europeas y que no hay más de una decena de modelos modernos en todo el mundo de sus mismas características. Entonces, este pequeño avión ideado para iniciar a los aspirantes a piloto en los fundamentos del vuelo se hace importante.

El punto de partida fueron las ganas de Eduardo Acerbo, un egresado de Aeronáutica de la Universidad de La Plata que, desde hace muchos años, quería enfrentarse al reto de diseñar un avión. A esto se unieron las ganas de emprender de un grupo de veteranos de la aviación militar preocupados por la obsolescencia del material de los aeroclubes argentinos y la apuesta del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) por un proyecto que, para un buen puñado de alumnos de ingeniería, supuso la oportunidad de enfrentarse al mayor reto que un profesional del rubro puede acometer: cumplir las más de 1500 normas necesarias para que un avión pueda volar en Estados Unidos o Europa.


Después de seis años de intenso trabajo, el Petrel voló por primera vez. "Cuando el piloto preguntó que quien había hecho este avión y añadió que volaba solo, me emocioné. Como nunca lo había estado nunca. Fue un reconocimiento para los que trabajaron fuera de las horas de clase para hacer realidad el proyecto", relata Cecilia Smoglie, directora del área de Energía del ITBA y coordinadora del grupo de alumnos que participaron en el diseño. Para Smoglie, este proyecto es la prueba de que "la implicación entre empresa y universidad es fundamental para crear un tejido industrial competitivo" a la par de una "oportunidad única para completar la formación de los chicos". "El profesional se forma para prestar servicios y eso se hace a través de la empresa."

Para explicar la aventura hay que echar un vistazo al parque aéreo deportivo de la Argentina que promedia unos 50 años de antigüedad. Los aeroclubes y escuelas de vuelo nacionales cuentan con material totalmente obsoleto y alto costo de mantenimiento y operación. "La hora de vuelo del Petrel cuesta unos 510 pesos. 

Los aeroclubes y escuelas del país cobran entre 700 y 1000 pesos la hora", señala Fausto López, presidente de Petrel SA y alma páter del proyecto desde el punto de vista empresarial. 

"Cualquiera de estos aviones gastan hasta 25 litros de nafta de avión por hora y el Petrel 13 de auto. No sólo gasta la mitad, sino que la nafta que utiliza cuesta la mitad. Los aviones que vuelan en la Argentina necesitan una inspección cada 25 horas; el nuestro, de cero a cien, nada. Una bujía de estos aviones cuesta ochenta dólares y la nuestra ocho. Con un avión fiable, barato de mantener y con un costo operativo bajo, podemos salir fuera a competir con los fabricantes norteamericanos", explica.


El factor costo es una constante. El Petrel saldrá por unos 100 mil dólares frente a los 150 mil de otros entrenadores similares. Esa fue la filosofía desde el principio. Desde que era una simple idea en la cabeza de sus promotores. Poner el avión en el aire ha requerido de una inversión de unos 500 mil dólares cuando "lo normal para un proyecto de esta naturaleza ronda los cinco millones".  Esto incluye "más de 3000 horas de ingeniería", pruebas, montaje, materiales, horas de vuelo...

Se construyeron tres aviones; el primero para comprobar su resistencia y se sometió a multitud de pruebas "hasta el límite de rotura". El segundo está volando y el tercero está listo para ser la primera unidad vendida y punto de inicio de la producción en serie. Un aspecto, este, que supondría el renacimiento de la industria aeronáutica en la Argentina tras décadas de vacío.


En una primera fase, la construcción del Petrel requeriría de un equipo de unas 20 personas. Eso sí: trabajo cualificado y de alto valor añadido. Hacen falta alrededor de un millón y medio de dólares para iniciar la producción en serie. En la actualidad, un contrato público para la compra de diez aviones de estas características podría ser el chispazo que necesita la empresa para iniciar la aventura.  «

Sólo un punto de partida 

"No hay más de diez aviones nuevos de instrucción básica certificados en todo el mundo. Uno de ello es el Petrel", explica Eduardo Acerbo, ingeniero aeronáutico y padre intelectual del aparato. Desde el principio se abordó un diseño de bajo costo, razón por la que se apostó "por materiales de probada experiencia" y "una planta motriz con alto rendimiento y bajo costo". Un primer paso, según destaca este ingeniero que asegura que la aventura del Petrel ha permitido el "uso de programas de cálculo de elementos finitos que, debido a la inexistencia de una industria nunca se habían utilizado en el país".


"Cuando el Petrel esté n fase de producción y podamos financiarlo, trabajaremos en el diseño de un instructor más avanzado que sirva, también, para remolcar planeadores y hacer acrobacias”, adelanta. Se trataría de un avión bastante más avanzado que el Petrel en un mercado “donde no hay entrenadores nuevos para las escuelas."

Caracteristicas

Las características y performances del Petrel 912 I son en general, similares a las establecidas internacionalmente para la categoría de avión deportivo liviano (ADL o LSA), para lograr en base a dichas performances y características bajos costos de operación pero, su diseño y construcción responden a las normas aeronáuticas internacionales CS –VLA de mayor nivel de exigencias, a efectos de obtener su certificación en la categoría de avión "Normal".

Diseño y desarrollo

Para diseñar y desarrollar el avión se contó con todo el apoyo técnico del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y se utilizaron las más modernas tecnologías de diseño asistido por computadora. En la construcción del mismo se han aplicado soluciones surgidas de procesos probados y aceptados en el mercado aeronáutico de Estados Unidos para este tipo de avión, utilizándose 90% de material importado, certificado para uso aeronáutico. “Proyecto Petrel S.A.” está llevando adelante el proceso de certificación ante la Dirección de Certificación Aeronáutica mediante una acción continua y mancomunada ante dicha Dirección, junto con el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Está previsto completar la certificación del Petrel 912 I, para vuelo visual (versión VFR), durante el corriente año.


El Petrel 912i ha obtenido el Certificado Tipo en noviembre de 2008, con más de 150 hs voladas en vuelos de ensayo.

Dimensiones

Largo del fuselaje
Envergadura
Alto 6,10 m
9,60 m
2,75 m

Cabina
Ancho
"Headroom"
"Legroom" 1,16 m
1,016 m
1,05 m

Capacidades
Asientos
Carga útil
Capacidad de combustible
Carga máx. equipajes
Peso vacío
Peso máximo 2 (lado a lado)
250 kg
68 lt
22 kg
315 kg
565 kg

Motorización
Motor Rotax 912-F2 80 HP
Tiempo entre recorridas
Hélice
Combustible 80 hp (cuatro tiempos, carter seco)
1.500 hs
Paso fijo de madera (Clérici)
Nafta "Super" (de automóvil)
Performance
Carrera de despegue
Carrera de aterrizaje
Velocidad de despegue
Velocidad de pérdida s/f
Velocidad de pérdida c/f
Velocidad de crucero
Velocidad de máximo alcance
Relación de ascenso
Techo de servicio
Relación de planeo
Consumo promedio
Autonomía 237 m
220
95 kph (59 mph)
48 mph – 78 kph
42 mph – 67 kph
105 mph – 168 kph
120 kph (75 mph)
5 m/s (900 f/m)
5.000 m (15.000 f)
8 a 1
14,5 It/h (3.8 g/h)
4,7 h
Costo de operación 25 a 30 U$S/h (en Argentina)
Nota: Las carreras de despegue y aterrizaje corresponden a pistas pavimentadas.

Primer entrega

La Administración Nacional de Aviación Civil, a través de su Administrador Nacional Dr. Alejandro Granados, hizo entrega el 6 de abril del 2015 del primer avión “Petrel” en la provincia de Neuquén para la formación e instrucción de los futuros pilotos civiles argentinos.

AEROMAQUINA DESIGN