viernes, 31 de octubre de 2014

Aeronave suborbital SpaceShipTwo de Virgin Galactic se estrella en el desierto California, EE.UU.

Aeronave suborbital SpaceShipTwo de Virgin Galactic se estrella en el desierto California, EE.UU.

La nave espacial suborbital SpaceShipTwo se estrelló este viernes, en el oeste de Estados Unidos tras sufrir un problema durante un vuelo experimental. La empresa Virgin Galactic, dueña de la aeronave confirmó que un pilotó murió y otro está internado en grave estado.

"Durante el test, la nave sufrió una anomalía grave que provocó la pérdida del SpaceShipTwo", explicó por Twitter la compañía aeroespacial, propietaria del magnate británico Richard Branson.

En el accidente murió un piloto y otro resultó gravemente herido al accidentarse este viernes la nave espacial de Virgin Galactic, SpaceShipTwo, durante un vuelo de prueba en Mojave (California), informó la Patrulla de Autopistas de California. La nave siniestrada tenía capacidad para seis pasajeros y dos pilotos, cada uno equipado con paracaídas.

Avión accidentado de Virgin "Durante la prueba, el vehículo sufrió una seria anomalía que se tradujo en la pérdida de SpaceShipTwo", explicó Virgin Galactic en un mensaje a través de la red social Twitter. La empresa dijo estar en estrecha colaboración con las autoridades para determinar la causa del accidente.

Medios televisivos mostraron partes de la nave esparcida por el Desierto de Mojave, en California (oeste de Estados Unidos), de donde salió alrededor de las 17.00 GMT.


Virgin Galactic estuvo informando de los preparativos del despegue de la cápsula SpaceShipTwo, que fue impulsada por el cohete WhiteKnightTwo, en lo que era su trigésimo quinto vuelo experimental.

"El SpaceShipTwo ha sido soltado por el WhiteKnightTwo y ahora vuela libremente", escribió la compañía en otro tuit. "íEncendido!".


Testigos presenciales dijeron ver al menos a un paracaidista cerca de la estación espacial en Mojave desde la que se realizó el lanzamiento. El fotógrafo Ken Brown, que cubrió el lanzamiento, dijo a NBC News que vio una explosión y presenció cómo los restos del aparato se esparcían en una pequeña área desértica. El vehículo espacial permaneció más de tres horas en la pista a la espera de que un equipo sobre el terreno determinase si las condiciones eras ideales para el vuelo. Los ingenieros que supervisaban las condiciones este viernes en la base de Mojave dieron luz verde al lanzamiento a las 09.19 horas. Vuelos como el de este viernes son preparativos para viajes suborbitales a los límites del espacio exterior, a más de 100 kilómetros de altitud. Virgin Galactic esperaba que el primer viaje de la nave a los límites del espacio exterior se hubiese realizado para finales de este año si los vuelos de prueba resultaban satisfactorios. El fundador de la compañía, el multimillonario británico Sir Richard Branson, esperaba participar en el primer vuelo comercial el próximo año.

"El espacio es duro y hoy ha sido un día duro", dijo en presidente de la compañía George Whitesides en rueda de prensa tras el accidente.


"Vamos a apoyar la investigación mientras tratamos de averiguar qué ha sucedido. Y vamos a superarlo. El futuro depende en muchos aspectos de días duros como este, pero creemos que se lo debemos a los que estaban pilotando esos vehículos, así como a los que han estado trabajando duramente en ellos, para que lo entendamos y sigamos adelante", aseguró Whitesides.

Virgin Galactic va a tener que poner "más énfasis en los vuelos de prueba" aseguró Marco Caceres, director de estudios espaciales de la compañía estadounidense Teal Group, especializada en el análisis de la industria aeroespacial.


"No concuerda que digas que el año que viene vas a enviar turistas al espacio si solo has realizado dos vuelos de prueba. Hay que realizar al menos una docena de vuelos de prueba seguidos antes de pensar en enviar a pasajeros al espacio".

El experto explica que uno de los mayores desafíos que enfrentan compañías como Virgin Galactic es "la integridad estructural de las naves que están desarrollando y que deben de ser capaces de soportar un estrés increíble en sus viajes, además de poder ser reutilizadas".

Pese a lo ocurrido este viernes, nadie prevé que los responsables de Virgin Galatic vayan a desistir de su empeño por llevar turistas al espacio.

La empresa de Branson tiene previsto iniciar en 2016 los primeros vuelos comerciales. Más de 500 personas ya han reservado su billete, que cuesta 200.000 dólares, entre ellas el actor Ashton Kutcher y su exesposa Demi Moore.

AEROMAQUINA DESIGN