jueves, 10 de abril de 2014

China y Venezuela posibles compradores de Sukhoi Su 35


China y Venezuela podrían adquirir Sukhoi 35

Venezuela está considerando la adquisición de una nueva partida de cazabombarderos pesados rusos Sukhoi para reforzar la Fuerza Aérea nacional, anunció la ministra de Defensa, Carmen Meléndez Rivas.

La ministra no precisó el modelo que consideran adquirir, pero anteriormente se anunció que la Fuerza Aérea venezolana ya dispone de 24 biplazas Su-30MK2 repartido, en los grupos aéreos de Caza Nº 11 y Nº 13.

Los militares venezolanos mostraron en su día interés en un lote adicional de 18 Su-30MK2, mientras que el entonces presidente Hugo Chavez también expresó su interés en adquirir 24 modernos Su-35, 'estrellas' del último salón aeroespacial de París y demandandos por la Fuerza Aérea china.

Un alto ejecutivo de la compañía estatal de exportación de armas rusa, Rosoboronexport, señaló que Rusia firmará un contrato de compraventa de cazabombarderos Su-35 a China en 2014.

El interés de China en el caza de nueva generación podría examinarse para revelar los verdaderos avances de la tecnología militar china y la estrategia del país en la gestión de las disputas territoriales en el mar de China Oriental, asegura Peter Wood. Si se cierra este contrato, la adquisición de los Su-35 podría tener un impacto inmediato en estas disputas.

Además de fortalecer a China en un hipotético conflicto, la autonomía de los Su-35 permitiría a la Fuerza del Ejército Popular de Liberación llevar a cabo patrullas prolongadas en las zonas cuya soberanía está en cuestión, siguiendo el modelo que se ha utilizado para presionar a Japón en la disputa territorial por las islas Diaoyu/Senkaku, sugiere Wood.

El Sukhoi Su-35, fue presentado por primera vez en 2007, es un avión en cuya fabricación incorpora materiales 'furtivos', el más potente radar aéreo PESA del mundo y que cuenta con prestaciones que le permiten una operatividad de 6.000 horas o de 30 años de operaciones, según la compañía aeronáutica rusa.

El Su-35

La primera variante del Sukhoi Su-35 fue diseñado durante los ´80, cuando Sukhoi buscaba actualizar las altas performances del Su-27, inicialmente como Su-27M y más tarde renombrado como Su-35, era prácticamente un rediseño que incorporaba aerodinámica más refinada, incrementando su maniobrabilidad , con una aviónica mejorada, aumento del radio de acción y motores más poderosos. El primer prototipo del 

Su-25 fue construido, en junio de 1988, a partir de Su-27, y haciendo su figura más esbelta. Se construyeron más de una docena de aquellos Su-27 reconvertidos a Su-35, que fueron destinados al equipo acrobátido ruso.

El primer Sukhoi Su 35 fue diseñado desde cero, más tarde fue redominado Su-37 el cual poseía empuje vectorial y fue usado como modelo para presentar nueva tecnología. A finales de los años 1990 se construyó solo un biplaza entrenador de Su-35UB, que a pesar de su nombre, compartía una semejanza más vinculada a la familia Su-30MK que a los del Su-35.

En 2003, Sukhoi se embarcó en el segundo plan de modernización del Su-27, que la compañía llamó caza de 4++ generación. Y podría servir como un caza de transición hasta el arribo de los modernos Sukhoi PAK FA. Esta versión de Su-35 eliminó los canards y los aerofrenos, incorporando una estructura más reforzada una aviónica mejorada, y una silueta frontal de radar reducida. En 2008 esta renovada variante, fue erróneamente llamada, en los medios de comunicación, como  Su-35BM. Se destinaron cuatro prototipos para los vuelos de pruebas perdiéndose uno de ellos en 2009. 

Se esperaba exportar el modelo Su-35  a muchos países, incluyendo Brasil, China, India como Corea del Sur, pero hasta ahora China y Venezula se han interesado en posibles adquisiciones del Su-35.

Interés de China

El Su- 35 no es la primera aeronave de Sukhoi que despierta el interés de los militares chinos. El mando militar del país asiático está resaltando la importancia del caza ruso Su-30MKK y su versión china, el J-16, para proyectar el poder militar chino en el mar de China Oriental.

Una pregunta que queda en el aire es el número de aviones que China quiere comprar. El rotativo chino 'Global Times' informó este verano que un grupo de representantes chinos se encontraban en Moscú para evaluar el Su-35 y proceder a la adquisición de un "número considerable" de estos avanzados aviones.

La aviación china sigue siendo dependiente en gran medida de Rusia, recuerda Wood. Los medios centran su atención en los programas 'domésticos' de China, incluyendo un cazabombardero furtivo y helicópteros. 

El avance de las capacidades aeronáuticas de la aviación de China es un tema frecuente y cada mes parecen producirse nuevas revelaciones sobre sus programas. Si bien las capacidades de diseñar y fabricar en el marco de estos proyectos representan un avance significativo, no obstante, 'bajo el capó' de las aeronaves chinas a menudo están instalados motores rusos. China sigue comprando la tecnología de fabricación de motores rusa debido a un intenso deseo de fabricar motores por su cuenta.

De hecho, la compra de los Su-35 no refleja un cambio en las preferencias de la cúpula militar china. Pese a que la autonomía siempre ha sido importante para China, esta vez ha sido reemplazada por la necesidad estratégica de adquirir un avanzado sistema de armas de forma rápida.

Una visualización de la compra de los Su-35 a través de la lente de las necesidades y estrategias de China, prestando atención a las disputas territoriales con sus vecinos, da una idea de por qué China desea adquirir los Sujói Su-35.

En pocas palabras, el Su-35 es el mejor caza 'no furtivo' del mundo. A pesar de que las características 'stealth' (de los llamados 'aviones invisibles') han llegado a dominar el diseño de las aeronaves occidentales, en términos de las necesidades de China hay otros factores determinantes.

La clave es la autonomía de vuelo

La ventaja de los Su-35 está en su velocidad y en la capacidad de sus tanques de combustible. Esta capacidad, en combinación con las ya significativas fuerzas de misiles balísticos y otras armas de gran alcance, le brinda a China la posibilidad de proyectar el poder militar sobre una parte más grande del sudeste de Asia y, de hecho, sobre la mayoría de las naciones de la ASEAN.

Más allá de la disuasión, es un avión de enorme autonomía, alcance y posibilidad de permanecer mayor tiempo en combate. Una vez desplegados en las provincias centrales y mejor protegidas del país, los Su-35, aviones de patrullaje de gran autonomía, son una de las mejores  maneras de asegurarse de que China mantiene la capacidad de restringir el acceso de otras naciones a las zonas disputadas.


Este objetivo se ha tornado más urgente ahora, cuando Estados Unidos ha anunciado sus planes de desplegar en la región los F-35, sus cazabombarderos furtivos más avanzados, que probablemente tendrán sus bases en Corea del Sur y Japón.

Mientras la industria aeronáutica china se beneficia de las tecnologías del Su-35, la mayor ventaja de disponer de estos aviones está en poder cumplir las misiones de disuasión en el mar de China Oriental. De cara al futuro, la combinación de fuerzas (es decir, los cazas de menor alcance, modernos sistemas de misiles antiaéreos de corto y medio alcance y los Su-35 de gran autonomía de vuelo), podría crear en China una fuerte y escalonada defensa de sus pretensiones territoriales, concluye Peter Wood.

Rusia quiere evitar copias chinas.

Inicialmente, La Fuerza Aérea de China estuvo interesada en adquirir al menos 50 cazas de éste modelo, pero las restricciones surgidas tras el proceso de adqusición de los Sujói 27 en 1990 y así mismo su aparición local, mediante una copia ilegal hecha en China; de donde algunos modelos de pruebas que se dijo incluso podrían ofrecerse a otros países, parecían dejar en claro la inicial reticencia de Rusia al exportar esta versión, mucho más avanzada que su original; el Su-27,49 hasta que no existiera un compromiso serio de parte del gobierno chino para prohibir las modificaciones y/o copias sin licencia del aparato o de sus partes fundamentales, con la aplicación de técnicas de ingeniería inversa en varios componentes críticas como son los motores, radares y la aviónica.

Por otra parte, en 2013 trascendió la información de que China tampoco descarta la compra de 24 cazas Dassault Rafale, ganadores de la licitación de nuevos cazas para la Fuerza Aérea india.

0 comentarios :

AEROMAQUINA DESIGN