jueves, 6 de marzo de 2014

Prototipo del Tronador II cayó pero no explotó

 

Prototipo del Tronador II cayó tras su despegue pero no explotó

Tras las primeras noticias acerca del fallido lanzamiento y posterior explosión del cohete experimental Vex1A, prototipo del Proyecto Tronador II, se supo que el artefacto no llegó a explotar sino que cayó.

El Gobierno argentino afirmó que fue “positivo” y “exitoso” el primer lanzamiento experimental del proyectoTronador II, y aunque admitió que el despegue “no llegó a concretarse” negó que el cohete hubiese explotado. “Simplemente cayó sin afectar su estructura de lanzamiento y sus partes ya han sido recuperadas casi totalmente”, agregó.

El Vex 1A logró elevarse unos dos metros hasta estrellarse contra el suelo envuelto en las llamas de su propio combustible. El lanzamiento fue parte del proyecto Tronador II, un emprendimiento nacional que busca desarrollar la capacidad de poner satélites en órbita.
Tras mantener el ensayo casi en secreto, el Gobierno dio de esta manera por primera vez información sobre el lanzamiento del cohete efectuado el 26 de febrero desde la localidad de Pipinas, en Punta Indio.

El Gobierno dio las precisiones en un comunicado de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales “el resultado (del ensayo) ha sido positivo, dado que se ha verificado el funcionamiento correcto de todos los sistemas del Vex 1A tomados por separado. Por motivos que aún se están determinando el despegue no terminó de concretarse”.

La CONEA señaló que “estas pruebas son necesarias” y los vehículos Vex “permiten probar varios
subsistemas a costo reducido, antes de incorporarlos al lanzador final”. Sobre el hecho de que el vector no logró despegar aseguró que aún para agencias espaciales y empresas con amplia experiencia “ es habitual” que en los “nuevos desarrollos de vehículos, los primeros lanzamientos no se realicen de la manera esperada, por eso son experimentales”. Y apelando a palabras del decano de la Facultad de Ingeniería de La Plata, Marcos Actis -que tiene un rol activo en el proyecto-, la CONAE aseguró que el lanzamiento “fue exitoso porque el vehículo se elevó”.

No hubo comentario alguno sobre el objetivo que el titular de la CONAE, el físico Conrado Varotto, planteó en diciembre, de que el fin de la misión satelital era “probar en vuelo el sistema de navegación, guiado y control”.

El organismo aseveró en cambio que “el único fracaso pasible es abandonar los proyectos de desarrollo tecnológico soberano” y confió en que “vamos a completar nuestro propio lanzador satelital, convirtiéndonos en el único país de la región que puede realizar una misión satelital completa con su propia tecnología: construcción de satélites y puesta en órbita”.

El organismo espacial estaba bajo la órbita de Cancillería hasta que a fines de 2012 pasó a depender del ministro de Planificación, Julio de Vido, y se destinaron $2.000 millones de presupuesto al proyecto Tronador II para el período 2014-2016.

En este marco se instaló en un edificio municipal de Pipinas el centro de control, y la plataforma de lanzamiento se levantó a 11 kilómetros, en Punta Piedras, frente al Río de la Plata donde empieza la Bahía de Samborombón. En la zona celebran la reactivación económica que generó la instalación del proyecto, pero algunos temen por sus consecuencias ambientales.

Aunque en este tiempo llevó a muchos invitados e incluso a la prensa al lugar, el Gobierno buscó mantener en secreto el despegue del 26 de febrero.

Pero fue inevitable que se supiera en la zona ya que debieron evacuarse por prevención a quienes viven en 8 kilómetros a la redonda del sitio del lanzamiento.

Un prototipo del Tronador II, de 33 metros de largo, fue exhibido en Tecnópolis. El que se lanzó la semana pasada tenía 14,5 metros. Se esperaba que se elevara 300 metros y cayera al río donde se recuperarían algunas partes. Fuentes oficiales ratificaron que están previstas hasta seis pruebas similares. “Fue positiva, lo que sería un fracaso es que cayera el vector que lleva el satélite al espacio, no ésto que pasó”, aseguraron.

Fuente : http://www.clarin.com/

0 comentarios :

AEROMAQUINA DESIGN