martes, 9 de octubre de 2012

Proyecto Strato: El salto estratosférico a velocidad del sonido


Proyecto Strato: El salto estratosférico a velocidad del sonido 

El salto del  aventurero y piloto austriaco Felix Baumgartner (Salzburgo, 1969), que estaba previsto para el martes 9 de octubre, fue suspendido por causas de fuertes vientos. De todas formas probará realizarlo el Domingo 14 de octubre del  2012, en donde saltará en caída libre desde una altura de 36.576 metros, llegando a superar la velocidad del sonido, es decir, los 1.110 kilómetros por hora. Y lo hará sin vehículo, enfundado en su traje espacial y con la ayuda de un paracaídas, con el que 20 minutos más tarde aterrizará en el desierto de Nuevo México (EEUU). Si sobrevive, se convertirá en la primera persona que logra romper la barrera del sonido sin ayuda mecánica. Batirá también el actual récord de salto en caída libre, establecido en 31.333 metros. Lo logró en 1960 el estadounidense Joe Kittinger, que a sus 84 años se ha convertido en uno de los asesores más valiosos de Baumgartner en esta misión, bautizada como Red Bull Stratos. "Joe siempre me dice que tenga confianza en los miembros de mi equipo, en mi equipamiento y en mí mismo. Y en este momento, la tengo", asegura Felix Baumgartner. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, la misión comenzará al amanecer.
El despegue del globo de helio con el que alcanzará la altura deseada está previsto para las 6.30 horas (14.30, hora peninsular española). Baumgartner viajará en el interior de una cápsula presurizada, que abrirá cuando llegue el momento de lanzarse al vacío. El salto en caída libre, durante el cual superará la velocidad del sonido, durará cinco minutos y 35 segundos. A continuación, ya con el paracaídas desplegado, seguirá descendiendo hasta la Tierra durante 10 o 15 minutos más. Baumgartner, que ha completado más de 2.500 saltos desde lugares tan emblemáticos como el Cristo Redentor de Río de Janeiro, las torres Petronas de Kuala Lumpur o el Taipei 101, el edificio más alto del mundo, asegura que el desafío de convertirse en el primero en romper la barrera del sonido en caída libre es sólo uno de sus objetivos. Los datos recogidos permitirán averiguar cómo reacciona el cuerpo al viajar a velocidades tan altas y ayudarán a desarrollar procedimientos de emergencia. Quizás algún día, apunta, será posible que un astronauta pueda regresar si su nave se avería. El 25 de julio, durante su último ensayo, saltó desde una altura de 29.610 metros. Pese al éxito de esta prueba, el piloto, que no tiene hijos pero sí novia, es consciente del riesgo que corre y admite que el miedo se ha convertido en un amigo que le ayuda a no ir demasiado lejos.


Anteriores registros

Joseph Kittinger
El anterior registro, le corresponde aviador y oficial de la Fuerza Aérea Estadounidense, Joseph Kittinger, que –siendo parte del Proyecto Excelsior (para la investigación meteorológica) debió dar caer tres veces al vacío desde un globo de helio con una góndola abierta. El último de ellos, a unos 102.800 pies (31.3 metros), en 1960. En enero del 2010, la reconocida marca de bebidas energizantes dio anuncio oficial al “Proyecto Stratos”. El equipo se compone de 8 personas, en su mayoría ingenieros, físicos y meteorólogos; además de Baumgartner y el mismo Kittinger (colaborador especial). Ya se han efectuado dos pruebas con resultados positivos. La primera, el 15 de Marzo del corriente y desde unos 71.581 pies (21.817 metros aprox.). El segundo falto fue en Julio pasado, cuando el austriaco se lanzó a una altura de 29.460 m. Entre ambas instancias, se registraron velocidades de hasta 862 km/h y, en promedio, la caída duró poco más de 8 minutos; hasta llegar al suelo de Roswell, Nuevo México (EE.UU.). En términos de tecnología, el proyecto presenta varios avances y busca otros tantos. El traje –por supuesto a medida- resiste temperaturas de entre -67° y 37° (la Estratósfera, a unos 50 km de altura, puede presentar oscilaciones entre -55° y 15°). El oxigeno (en dos tanques) sólo circulará por el casco, con protección solar y –junto con el uniforme- pesan 16 kg. Además, dispone de lectores para captar datos de presión, temp., aceleración, velocidad y posición (todo también controlado por GPS). La cápsula espacial (en la que ascenderá Baumgartner) está inflada con helio, sellada y presurizada por bombeo activo de aire (para evitar problemas de presión en la humanidad del saltador). Posee una altura externa de 3, 3m. e interna de 1.8 m., un diámetro interior de 1.8m y pesa unos 1315 kg. Entre sus materiales de composición: acrílico, fibra de vidrio, epoxi y tubería de avión ignífuga. Se calcula un tiempo aproximado de 2 horas y media para el ascenso y de 15 a 20 minutos para la caída. Al ser un mayor recorrido que en los saltos anteriores, se espera superar la “barrera del sonido” (1225 hm/h). Así, el austriaco sería -también- el primer hombre en superar esa velocidad.



0 comentarios :

AEROMAQUINA DESIGN