martes, 26 de junio de 2012

Embraer se asocia a Boeing para construir avión de transporte militar KC-390


Acuerdo Embraer-Boeing para construir avión de transporte militar KC-390

El fabricante de aviones brasileño Embraer y su competidor estadounidense Boeing acordaron el martes compartir conocimientos técnicos y análisis de mercado para el desarrollo del avión de transporte militar KC-390 de Embraer.
Embraer espera capitalizar el vasto conocimiento del mercado de transporte militar mundial de Boeing, incluida su experiencia en el desarrollo del Boeing C-17, dijo Luiz Carlos Aguiar, presidente de la unidad de Defensa y Seguridad de Embraer, tras firmar el acuerdo con su contraparte de Boeing.
"Boeing tiene una amplia experiencia en transporte militar y naves de reabastecimiento de combustible en vuelo, así como un profundo conocimiento de los mercados potenciales para el KC-390", añadió Aguiar en conferencia de prensa.
Dennis Muilenburg, presidente de Defensa, Espacio y Seguridad de Boeing, indicó que el C-17, una gran aeronave de transporte militar utilizada por las fuerzas aéreas de varios países, y el KC-390 "se ajustan a la perfección".
"Nuestra meta es buscar nuevas oportunidades para expandir el mercado para el KC-390 y tornarlo tan exitoso mundialmente como ha sido el C-17", añadió.
La colaboración entre dos de los principales fabricantes de aviones del mundo consiste en compartir información técnica y análisis conjunto de las perspectivas de mercado para el KC-390.
"Será una asociación entre iguales que no implica remuneración, con ambos lados desembolsando recursos", dijo Aguiar.
El acuerdo de este martes sigue al compromiso firmado por ambas compañías en abril para compartir tecnología en eficiencia y fabricación de aeronaves, así como para más investigación sobre biocombustibles.
Boeing y Embraer colaboran actualmente en el desarrollo de biocombustibles para aviación, incluido uno a base de caña de azúcar.
En abril de 2009, Embraer obtuvo un contrato con la fuerza aérea de Brasil para entregarle 23 aviones KC-390 en siete años por 1.300 millones de dólares.
Se espera que el nuevo KC-390 con dos turboventiladores, que puede ser reabastecido en vuelo y será usado para suministrar combustible en vuelo a otras aeronaves así como para misiones de búsqueda y rescate, vuele por primera vez en 2014 y entre en servicio a fines de 2015.
El avión, el mayor en construcción por parte de la industria aeroespacial brasileña, puede trasladar 84 militares y la cabina de carga puede ser adaptada para llevar enfermos o heridos en misiones de evacuación médica.
Brasil, el país con mayor peso político y económico de Latinoamérica y actualmente sexta economía mundial, se apresta a tomar una decisión sobre un contrato por 36 aviones cazas para su fuerza aérea, valorado en 4.000 a 7.000 millones de dólares.
Los cazas F/A-18 Super Hornet de Boeing compiten por el contrato contra los cazas Rafale de la francesa Dassault y los Gripen de la sueca Saab.
Brasil busca impulsar su industria de armamento doméstica e insiste en transferencia de tecnología en todos sus acuerdos de defensa.
Washington, mientras tanto, ha anunciado que volverá a abrir la licitación por 20 aviones AT-29 Super Tucano destinados a las fuerzas armadas de Afganistán.
Embraer y su socio estadounidense Sierra Nevada habían ganado esta licitación en diciembre pero la fuerza aérea estadounidense canceló el acuerdo en febrero, tras amenazas legales de su rival estadounidense Hawker Beechcraft Corp.
Boeing ha estado presente en Brasil durante 80 años y ha vendido aviones comerciales a aerolíneas brasileñas desde los años '60.

AEROMAQUINA DESIGN