martes, 1 de mayo de 2012

Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina


1º de Mayo de 1982 - Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina

El 30 de abril de 1982, el grueso de la fuerza de tareas inglesa se había reunido a unos 400 kilómetros al noreste de Puerto Argentino.
El comandante de la fuerza de tareas británicas, vicealmirante Sandy Woodward -ubicado en el buque insignia de la flota, el HMS Hermes-, tenía órdenes de iniciar el ataque al día siguiente, con el fin de cumplir la operación Corporate, que consistía en la recuperación de las islas.
Así, el 1ro. de mayo, las fuerzas británicas tenían la intención de desembarcar en las islas Malvinas y presionar la rendición de las tropas argentinas.
Para lograr este objetivo, a las 4 de ese día comenzaron a bombardear con aviones Vulcan y Sea Harrier los dos aeródromos militares establecidos por la Fuerza Aérea Argentina en Puerto Argentino y Puerto Darwin, respectivamente.
Decididas a intentar su desembarco, las fuerzas británicas enviaron buques del grupo de asalto anfibio a las costas malvinenses; la reacción de la Fuerza Aérea Argentina fue inmediata.

Primer encuentro con el enemigo


A las 4:40 am del 1º de mayo los británicos inician un bombardero sobre la pista de Puerto Argentino, y con ello el comienzo de las hostilidades del invasor inglés sobre Malvinas. Era el comienzo de la guerra y las tripulaciones de las aeronaves de combate salían en busca de su bautismo de fuego.
Tras el ataque días antes sobre las islas Georgias, la flota inglesas ahora intentaba atacar Puerto Argentino. La Fuerza Aérea Argentina debía contraatacar y tratar de evitar que se consolidaran los británicos sobre Malvinas nuevamente.
En las primeras horas de la mañana se había enviado una escuadrilla de aviones A4B Skyhawk  liderada por el Cap. Hugo Angel del Valle Palaver, el numeral 2 Teniente Galvez  el jefe de sección  Primer Teniente Luciano Guadagnini y el numeral el Alférez Gómez.  A dicha escuadrilla se le designo el nombre código ¨Topo¨ su misión era bombardear a los buque británicos que se hallaban al este de Malvinas y se encontraban atacando Puerto Argentino.  
Para cubrir a la escuadrilla ´Topo¨ saldrían dos Mirage III que proporcionarían cobertura aérea ante posibles  ataques de los Sea Harrier británicos.  Aquella sección de Mirage estaba volada por el Capitán Gustavo Argentino Garcia Cuerva y el Primer Teniente Perona, con el indicativo DARDO para aquella misión.
Próximo a las islas el Capitán Palaver hizo contacto con el radar de Pto Argentino y desde allí les informaban que sus objetivos estaban siendo ubicados y que se los guiaría hacia ellos hasta tener contacto visual con los mismos.

Cap. Gustavo Argentino García Cuerva
Pero la guía que le proporcionaban a Palaver no era hacia buques sino hacia aviones británicos Sea Harrier que estaban patrullando la zona. Los A4 Skyhawk del Capitán Palaver estaban encargados y configurados para  atacar objetivos marítimos  y no aéreos percatado del terrible error que se estaba cometiendo Palaver decidió abortar la misión rápidamente para evitar el inminente derribo de sus hombres por misiles enemigos pero también debía cuidar sus tanques de combustibles suplementarios, sus bomberas y bombas para preservar el material para futuras misiones, por lo que no se desprendió de esas cargas externas. Comenzó un descenso vertiginoso buscando velocidad y vuelo rasante, para evitar ser captado por el radar de alguna de las fragatas británicas, que dieran su posición a los Sea Harrier que los estaban persiguiendo.
A mismo tiempo el jefe de la sección de Mirage III de cobertura aérea informaba que ya estaban con poco combustible y se disponían a regresar a aterrizar en su base en el continente, pero al comprender el peligro en el que estaban metidos los A4 del Cap. Palaver, el Cap. Garcia Cuerva junto con su numeral Primer Tte. Perona pese a encontrarse con el mínimo de combustible, y sabiendo que quizás no les alcanzarían para regresar al continente, al escuchar por radio lo que ocurría, volvió hacia las islas comprometiendo la vida de ambos la propia y la de su numeral, interponiéndose entre los A4B de Palaver y los Sea Harrier británicos, logrando la huida por acción disuasiva del enemigo , con el que se cruzaron en el espacio aéreo.Los Mirage III eran muy superiores a alta velocidad y en el desempeño a gran altitud. Los Sea Harrier siempre rehuyeron a esas condiciones de combate ya que no se trataba de un avión supersónico ni tampoco para ser operativo con ventaja a grandes altitudes por el contrario su ventaja era a baja y media altitud. Eso hizo huir  a los aviones enemigos ante la desventaja de ascender con la posibilidad de ser derribado.
Finalmente la escuadrilla del Cap. Palaver y la sección de Mirage III del Cap. Garcia Cuerva regresaron a sus bases del continente con poco combustible. Aquel incidente escribió en la historia de la Aviación Argentina el Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina en la que aviones de combate argentinos se cruzaron, por primera vez, con aviones enemigos sobre cielos argentinos de las islas Malvinas.
   Héroes del Aire
 

Posteriormente en otra misión del 1º de mayo de 1982, en la que salió el Cap. García Cuerva con su numeral el Primer Tte. Perona en sus Mirage III, en otro  enfrentamiento con los Sea Harrier, ambos fueron derribados por misiles AIM 9L, proporcionados por EEUU a los británicos para ser montados en los Sea Harrier. Los misiles golpearon el avión del Primer Tte Perona quien se eyectó sobre la islas, pudiendo sobrevivir y otro sobre el Mirage III de Cap. Garcia Cuerva que pudo volar hasta intentar un aterrizaje sobre la pista de Pto Argentino, pero que ,en la maniobra de descenso hacia la misma, fue derribado por la propia artillería antiaérea, que lo confundió con un avión enemigo lo que le produjo la muerte en ese trágico hecho.
El Cap. Palaver moría en combate en la mañana del 25 de mayo de 1982 al ser derribado por un misil Sea Dart , lanzado a gran distancia por uno de los buques británicos que intentaba interceptar el HMS Coventry, que acosaba el a las tropas argentinas, dicho buque ese mismo día sería hundido, en la tarde, por otra escuadrilla de aviones A4 del Grupo 5 de Caza bombarderos al que pertenecía el Cap. Palaver.


Aquel 1º de mayo de 1982 dos Dagger del Grupo 6 de Caza basados en Río Grande, en misión de escolta de otra escuadrilla que se dirigian al ataque de buques británicos, tras ser informados por el radar de Puerto Argentino de una Patrulla Aérea de Combate (PAC) de Sea Harrier del 800 Sqdn sobre isla Soledad uno de los Dagger el C-433 pilotado por Primer Tte. José Ardiles lanzó uno de sus misiles  Shafrir que pasó muy cerca del Sea Harrier del Tte. de navio Hale pero que no lo logró impactar por muy poco.Tras el disparo el Dagger el Primer Teniente Ardiles realizó una rapida trepada hacia una altitud segura fue impactado por un misil sidewinder era lanzado hacia su avión, desde otro Se Harrier ubicado a una distancia de 3 millas (5.556 km). El misil ayudado en su camino por el brillante reflejo del posquemador del Dagger de Ardiles impactó sobre su aeronave ocasionandole la muerte en el acto. Aquel Dagger C-433 del Primer teniente Ardiles fue la primera perdida sufrida por el Grupo 6 de Caza.



La Primera Batalla Aérea de la Fuerza Aérea Argentina
 

Esta es la primera batalla librada por la Fuerza Aérea Argentina en su historia que significó su Bautismo de Fuego, entregando su vida aquel día el siguiente personal de la Fuerza:

* Capitán Gustavo Argentino García Cuerva
* Primer Teniente Mario Hipolito González
* Primer Teniente José Leonidas Ardiles
* Teniente Daniel Antonio Jukic
* Teniente Eduardo Raúl de Ibañez
* Cabo Principal Mario Duarte
* Cabo Principal Juan Antonio Rodríguez
* Cabo Primero Miguel Angel Carrizo
* Cabo Primero José Alberto Maldonado
* Cabo Primero Agustín Hugo Montaño
* Cabo Primero José Luis Peralta
* Cabo Primero Andrés Luis Brasich
* S/C 63 Hector Ramon Bordon
* S/C 63 Guillermo Osvaldo García


Material aéreo perdido el 1 de mayo de 1982 por parte de la Fuerza Aérea Argentina

Dos Mirage III; un Mirage V; un Canberra MK-62 y un Pucará IA-58.

Daños y pérdidas sufridas por los británicos el 1 de mayo de 1982
-Una fragata hundida
-Dos fragatas seriamente averiadas con explosiones y en llamas.
-Un buque de asalto significativamente afectado y auxiliado para abandonar la zona.
-Dos aviones Harrier derribados (uno sensiblemente afectado)
-Varios helicópteros pertenecientes a las fragatas dañados.


AEROMAQUINA DESIGN